jueves, 27 de octubre de 2016

El brillo de las luciérnagas - Paul Pen

Una familia vive encerrada en un sótano. Todos ellos quedaron desfigurados en un incendio, salvo el niño, que ya nació abajo.

Lo primero que te llama la atención al empezar la novela es el narrador: un niño de 10 años es el narrador-protagonista; lo que proporciona al lector una información incompleta acerca de la situación actual y el cómo se ha llegado a ella. Otra curiosidad es que ningún personaje tiene nombre, un recurso que me gusta.

Así consigue un efecto mayor al aportar hacia mediados de la novela la información clave. Conforme van quitándole vendas al niño el lector verá toda la situación desde otra perspectiva y dará un giro completo a la trama, a la vez que empieza a ver sentido en los comportamientos de algunos personajes y, lo más importante, da respuesta a la mayor incógnita: ¿qué hacen ahí abajo?

Para mi el personaje más fascinante es sin duda la hermana, que tenía 18 años cuando entraron al sótano, y que parece ir a contracorriente del resto de personajes. Parece que les odie. Ellos la desprecian. Es el personaje clave. No está libre de culpa, pero, ¿quién de los adultos lo está?

No hay comentarios:

Publicar un comentario